domingo, 19 de marzo de 2017

Pajareando por Panamá, PRIMERA PARTE





Panamá, 27 noviembre al 15 diciembre de 2016

Silvia Fernández, Ignacio Yúfera y Juan C. Albero

Resumen

Viaje ornitológico de 19 días de duración visitando Gamboa y Parque Nacional Soberanía, Las Lajas/San Félix, Fortuna, costa y archipiélago de Bocas del Toro, Cerro Punta y Parque Nacional Volcán Baru, Parque Metropolitano, Cerro Azul, Darién y Canopy Tower. Con lluvia más o menos persistente todos los días excepto dos, en total observamos 416 especies de aves y 17 de mamíferos.

Itinerario

Volamos a Ciudad de Panamá desde Madrid con Iberia por 630 € en vuelo directo de 11 horas. Llegamos anocheciendo y allí nos espera Ignacio para trasladarnos desde el aeropuerto hasta Gamboa, unos 25 kilómetros. Allí nos quedamos en el Advantage Lodge, gestionado por Guido Berguido, estudioso y activo conservacionista de la Naturaleza panameña, y conocemos a Nando Quiroz, nuestro guía para conocer la provincia de Darién al final de nuestro viaje, y que nos acompañará mañana. La casa está maravillosamente desordenada, con pilas de libros de naturaleza por los pasillos y el salón comedor con varios murciélagos entrando y saliendo a comer plátanos (guineos en panameño).



Fauna por los pasillos del Advantage Gamboa.
  




























Guido echa maíz por la ventana al jardín y enseguida aparecen varios agutís centroamericanos (Dasyprocta punctata), dos Pacas comunes (Cuniculus paca) y un Coatí enorme (Nasua Larica).Cuando ya estamos instalados, no me resisto a dar una vuelta por la calle a ver si escucho algo. No tengo suerte con los búhos pero a cambio me encuentro un armadillo (Dasypus novemcinctus) saliendo tranquilamente de un jardín. Después llueve con fuerza un buen rato.


Día 1, 27 de noviembre.

Nos despertamos bien descansados todavía de noche y amanece mientras desayunamos. Con muy poca luz, los comederos del jardín ya están a rebosar de pájaros!! Imposible quedarse sentado… Las primeras especies que anotamos son Grey-headed Chachalaca, Pale-vented Pigeon, Blue-gray, Crimson-backed, Palm y Plain-colored Tanager, White-necked Jacobin, Rufous-tail Hummingbird, Red-legged y Green Honeycreeper, Red-crowned Woodpecker, Clay-colored Thrush y Blue-crowned/Whooping Motmot.

White-necked Jacobin (Florisuga mellivora). 

Crimson-backed Tanager (Ramphocelus dimidiatus).

      





























Después de desayunar nos vamos con Nando al Rainforest Discovery Center, puerta de entrada al Parque Nacional Soberanía. Allí, a través del Facebook, hemos quedado con Natalia Sarco, monitora del Parque. Pagamos los 20 dólares de la entrada y comenzamos el recorrido los cuatro por un magnífico bosque. Vamos paralelos al cercano y mítico Pipeline Road. Natalia y Nando nos van “cantando” las diferentes especies, la mayoría en la parte baja del sotobosque, y que a nosotros nos cuesta encontrar. Nando lleva un láser que resulta ser una herramienta buenísima (no para apuntar directamente al ave, sino para dar referencias muy cercanas). Squirrel Cucko, Black-tailed y Black-throated Trogon, Broad-billed Motmot, White-whiskered Puffbird, Crimson-crested Woodpecker, Antwrens, Antbirds, etc… y el primer Perezoso de tres dedos (Bradypus variegatus).

White-whiskered Puffbird (Malacoptila panamensis). 
  
    
Bicolored Antbird (Gymnopithys leucaspis).



































Hasta que en un sendero lateral nos damos de morros con dos serpientes copulando, algo que yo no había conseguido ver nunca. Además resultan ser dos terciopelo (Bothrops asper), la más temida por su veneno y porque no suelen avisar antes de morder.



















Natalia da aviso a sus compañeros para que las trasladen al interior del Parque. Después de verlas un rato, Nando nos deja y continuamos hasta una torre-observatorio que permite subir por encima del dosel del bosque. Allí en las alturas nos despedimos momentáneamente de Natalia que tiene que volver al Centro.

Desde la Canopy Tower del RFDC. 

                                          














Spotted Antbird (Hylophylax naeviodex).



















Aguantamos poco rato, hasta que sale el sol entre las nubes y del bosque sube una humedad que hace el calor insoportable. Cientos de Vencejos no identificados, muchos Turkey Vulture, y nuevos Gray-headed Kite y Collared Aracari. Bajamos a la sombra donde se está mucho mejor y continuamos por un sendero hasta una pequeña laguna donde vemos varios Pied-billed Grebe, Black-bellied Whistling Duck y cómo no, dos Common Moorhen, nuestra Polla de agua. Después volvemos por el mismo sitio, comprobando que solos, también somos capaces de sacar especies entre el follaje como White-tailed Trogon, Chesnut-backed y Spotted Antbird, Grey-headed Tanager, Spot-crowned Antvireo y Western Slaty-Antshrike. Del propio sendero nos levanta un asustado Semiplumbeous Hawk.

Spot-crowned Antvireo (Dysithamnus puntcticeps). 

  


















Chesnut-backed Antbird (Myrmeciza exsul).


















Hacemos una parada en la cabaña donde hay instalados un buen número de bebederos para colibríes. La monitora muy amable nos ayuda con la identificación de las seis especies presentes, White-necked Jacobin, Long-billed Hermit, White-vented Plumeleeter, Violet-headed, Violet-bellied y Blue-chested Hummingbird.


Es asombroso cómo los Colibríes pasan de tí.








































Sobre las 12:30 nos volvemos a la entrada del Parque donde hemos reservado para comer. Por el camino anotamos los primeros saltarines, varios Red-capped Manakin y una pareja de Blue-crowned Manakin y las únicas Black-chested Jay de todo el viaje.

Red-capped Manakin (Pipra mentalis).

Blue-crowned Manakin (Pipra coronata).

































Mientras esperamos la comida (con un plato de pescado a la parrilla delicioso), Natalia nos enseña una Ruddy-Quail Dove asidua de la cocina.
Tenemos casi dos horas hasta las 16:00 que hemos quedado con Nando para que nos lleve a Panamá city para alquilar un coche. Decidimos hacer un trozo del Pipeline Road, que comienza junto al aparcamiento del Discovery Center. Se nota que es domingo y que no hay que pagar entrada, pues nos encontramos ciclistas, runners y bastantes paseantes. Aun así sacamos varias especies nuevas como Purple-throated Fruitcrow, Forest Elaenia, Buff-breasted Wren y Rufous Motmot, además de muchas vistas ya por la mañana.

Comiendo en el Rain Forest Discovery Center.

            


Ruddy-Quail Dove (Geotrygon montana).



















Broad-billed Motmot (Electron platyrhynchum).  





























White-faced Capuchin (Cebus capucinus).


























Por la carretera de Gamboa hacia la capital seguimos tachando especies como Rusty-margined Flycatcher, Social Flycatcher, Tropical Mockingbird, Wood Stork, Royal Tern, Crested Caracara, Osprey… Incluso ya dentro de la ciudad, en la cola de un control de la policía de tráfico anotamos varios bimbos (que luego resultarán ser muy comunes) como Great-tailed Grackle, Orange-chined Parakeet, Yellow-crowned Parrot y Clay-colored Trush.
Cuando ya tenemos coche alquilado, tarjeta de teléfono y nos volvemos a Gamboa, cae una tormenta espectacular que dura hasta bien entrada la noche. Nos quedamos sin “owling”...

Skyline de Panamá city.















Especies vistas: 80



Día 2, 28 Noviembre.

Al amanecer, se repite el espectáculo de los comederos en el Advantage Lodge. Viendo a placer varias Grey-headed Chachalaca aquí, pensamos que será un ave abundante, pero son las únicas que vemos en todo el viaje. Además anotamos Yellow-throated Vireo, Southern Beardless-Tyranulet y Variable Seedeater

Grey-headed Chachalaca (Ortalis cinereiceps).















Antes de dejar el área de Gamboa, hacemos una breve parada en Summit Ponds, varias pequeñas lagunas entre la carretera y el Canal dentro de una zona militar (hay que pedir permiso para entrar al guardia de la garita). Se supone que aquí hay una colonia de Boat-billed Heron pero en el rato que estamos no localizamos ninguna. Si que podemos observar varias especies nuevas como Long-billed Starthroat (espectacular!!), White-necked Puffbird y Striked Saltator además del primer Geoffrey´s Tamarin (Saguinus geoffroyi).


Long-billed Starthroat (Heliomaster longirostris).































Después ya salimos a la autopista y cruzando el famoso puente del Centenario nos dirigimos al Oeste. Nuestro próximo destino Las lajas a 380 kilómetros en la orilla del Pacífico, ya en la provincia de Chiriquí. Como no para de llover, no hacemos casi paradas excepto para comer sobre las 12:00 ya muy cerca de nuestro destino. Destacar varias rapaces posadas en las líneas eléctricas junto a la autopista como Common Black-Hawk, Yellow-headed Caracara, Road-side Hawk y sobre todo un Aplomado Falcon, especie de distribución muy restringida en Panamá. Llegamos al disperso pueblo de Las Lajas sobre las 14:00 horas y nos alojamos en Residence Las Lajas, un lugar encantador con cabañas muy bien decoradas en un magnífico jardín. Según el libro A Bird Finding Guide to Panamá los diez kilómetros carretera hasta la playa es un buen lugar de pajareo, especialmente para rapaces, pero mientras la recorremos no para de diluviar, y excepto una Nutria/Neotropical River Otter (Lotra longicaudis) comiéndose un enorme pez en la laguna junto a la playa, no vemos gran cosa, con lo acabamos refugiados en el porche de nuestra habitación y allí pasamos la tarde viendo llover. Incluso en estas condiciones disfrutamos con las numerosas aves que se mueven por el jardín y alrededores, Fork-tailed Flycatcher, Black-crowned Tityra, Baltimore Oriol, Common Tody-flycatcher, Red-loret Parrrot, Tropical Peewe, House Wren, Thick-billed Seed-finch, un grupo de Crested Oropendola y cientos de Barn Swallow, nuestra Golondrina común, como más destacado. Al anochecer cesa la lluvia y todavía con luz comienzan a volar docenas de Lesser Nighhawk.

Tropical Kingbird (Tyrannus melancholicus). 

             















Great Kiskadee (Pitangus sulphuratus).


















Observatorio improvisado en Residence Las Lajas.  


              













Lesser Nighthawk (Chordeiles acutipennis).



























Especies vistas: 62


Día 3, 29 Noviembre.

Al amanecer salgo andando del hotel y doy un paseo hasta el río San Félix por una pista entre cultivos de palmeras, pastos y manchas de bosque. Está todo embarrado y una niebla densa limita mucho la visibilidad, pero alguna cosa voy identificando, el primer Bananaquit del viaje, Brown-throated Parrot, Yellow-face Grassquit, Yellow Warbler, Yellow-olive Flycatcher, Giant Cowbird y abundantes Yellow-headed Caracara. Vuelvo con las botas empapadas y lleno de barro.
Después de desayunar, nos dirigimos a nuestro próximo objetivo, la zona de Hato Chamí en Cerro Colorado, zona montañosa donde habitan dos endemismos, Glow-throated Hummingbird y Yellow-green Finch. Recorremos una carretera estrecha y con cientos de curvas y baches. Poco a poco vamos ascendiendo entre bancos de niebla y paisajes espectaculares. Paramos varias veces y podemos observar White-collared Swift, Double-toothed Kite, Golden-bellied Flycatcher, Zone-tailed Hawk

Vista desde la carretera y mariposa.

































La zona está muy humanizada, con muchas casas dispersas y la carretera llena de gente, se nota una deforestación severa, además con pendientes muy acusadas. Al llegar al pueblo principal, es evidente que ha habido fiestón, a pesar de ser las 9:00 de la mañana vemos varios peatones completamente borrachos por la cuneta, está todo el suelo lleno de botellas, latas y demás basura, la música a tope en los altavoces y un grupo numeroso de paisanos viendo cómo dos gañanes se dan de ostias, emulando cierto cuadro de Goya. Días después nos explicaron las peculiares costumbres de ésta comunidad indígena.
Cuando llegamos a la zona que marca el A Bird Finding Guide to Panamá, ya por encima de los 1.200 metros de altitud, la niebla cubre las pocas manchas de bosque que quedan junto a la carretera. Estamos alrededor de una hora y media donde no somos capaces de sacar nada, vemos varios colibríes fugazmente y algún canto en la espesura. Bastante decepcionados decidimos no invertir más tiempo aquí y volver a San Félix, para dirigirnos a nuestro alojamiento de hoy, en medio de la Reserva Forestal de Fortuna con tiempo suficiente.
De nuevo en la autopista, seguimos hasta el desvío de la carretera N-10 que atraviesa las últimas estribaciones de la cordillera de Talamanca, uniendo las dos vertientes pacífica y atlántica. El primer tramo de carretera hasta Gualaca pasa por amplias zonas de pasto con abundante arbolado en las márgenes. Vemos varias rapaces como Red-tailed, Road-side y Zone-tailed Hawk, White-tailed Kite, abundantísimos Turkey y Black Vulture y otras aves comunes. Cuando nos adentramos en la reserva de Fortuna cae una tormenta espectacular. La lluvia nos da una pequeña tregua cuando pasamos por el embalse de Hornito o Fortuna. Paramos primero en la presa donde localizamos varios Chestnut-collared Swift entre los abundantes White-collared Swift. Después en el puente sobre el río antes de que llegue al embalse donde según nuestro libro se puede ver American Dipper. Nosotros nos tuvimos que conformar con una pareja de Black Phoebe.

White-tailed Kite (Elanus leucurus). 

                         

Black Phoebe (Sayornis nigricans).



































Cruzamos el puerto que marca la divisoria hacia el Caribe y las 14:30 llegamos al Fortuna Cabins B&B. Allí nos recibe Arenio, el amable y simpático encargado del alojamiento, además de buen conocedor de las aves del entorno. Mientras bajamos el equipaje nos muestra un joven Keeldeer sedimentado en el césped del jardín desde hace unos días. Es el único que vemos en Panamá. En el primer vistazo a los bebederos de colibríes colgados en el alero vemos un precioso Long-billed Hermit, varios Rufous-tailed y Charming Hummingbird. En el entorno del jardín un grupo familiar de Black-cheeked Woodpecker y varias Blue-and White Swallows.

Black-cheeked Woodpecker (Melanerpes pucherani).

















Vistas del Fortuna Cabins.

















Arenio nos propone dar una vuelta por la pista asfaltada que va desde el puerto hasta unas antenas. Se ha despejado por lo que no nos lo pensamos y enseguida salimos hacia allí, a escasos 2 kilómetros del hotel. Hacemos andando en una hora el tramo hasta pasadas las antenas, y tenemos muy buenas observaciones de Black-face Solitaire, Fiery-throated HummingbirdMountain Elaenia, Broad-wing Hawk, Bay-breasted, Black-cheeked y Black-throated Green Warbler.
Volvemos al hotel justo cuando empieza a llover otra vez, y refugiados en el porche de nuestra habitación echamos la tarde, que no está nada mal añadiendo a la lista un macho de Hepatic Tanager, Yellow-crowned Euphonia y Passerini´s Tanager. Despedimos la jornada con un Broad-wing Hawk posado a 20 metros de la ventana de la habitación.

Especies vistas: 58


Día 4, 30 Noviembre.

Al amanecer el Broad-wing Hawk sigue en su percha, nosotros disfrutamos de un desayuno espectacular y nos vamos al mismo sitio de ayer, la pista de las antenas.

Broad-winged Hawk (Buteo platypterus).

















Three-striped Warbler (Basileuterus tristriatus).

















En la zona de la Divisoria hay varios senderos recomendados en el libro A Bird Finding Guide to Panamá, pero debido al reciente paso del huracán “Otto” y las continuas lluvias están todos impracticables. Intentamos comenzar por el más famoso, el Continental Divide Trail pero no hacemos ni 100 metros chapoteando en el barro que ya nos damos media vuelta. Confiando en nuestra suerte echamos la mañana paseando por la carretera que presenta unas cuestas que no nos atrevemos a bajar con el coche por si acaso luego no sube. Cuando aparece el primer Mix Flock nos damos cuenta de la putada que es pajarear en los bosques neotropicales sin guía local, pero aún así identificamos Black-cheeked y Black-throated Green Warbler, Common-Bush Tanager, Tawny-capped Euphonia, Spangle-cheeked y Emerald Tanager (espectaculares!!), Three-striped, Tennesse y Yellow Warbler. Es el momento del viaje que más especies se nos escapan sin identificar. En el resto del recorrido destacar un bando de más de 30 Crimson-fronted Parakeet, una pareja de Yellow-eared Tucanet, Mountain Thrush, Paltry Tyrannulet, Yellowish y Golden-bellied Flycatcher.

Yellow-eared Tucanet (Selenidera spectabilis).     

















Vistas desde la Divisoria.



















Sobre las 9:30 volvemos al Fortuna Cabins, recogemos el equipaje y partimos hacia la costa. La idea es tomar el ferry de las 12:00 desde Almirante a Isla Colón y tenemos que recorrer toda la bajada del puerto, la Oleoducto Road señalada en la guía como muy interesante para pajarear. Hay bastante tráfico, sobre todo de grandes camiones que van demasiado rápido para una carretera tan estrecha y llena de curvas, y prácticamente no hay sitios para poder parar, por lo que decidimos continuar y dejar esta zona para la vuelta que tenemos que hacer por el mismo sitio.
A las 11:15 llegamos a Almirante, compramos algo de comida en un colmado y nos acercamos al puerto de embarque justo cuando llega el ferry. Subimos con el coche y partimos. Durante el recorrido observamos Lauguin Gull, Caspian y Royal Tern, Anhinga, muchas Magnificent Frigatebird y Brown Pelican, un grupo de Wood Stork volando en formación hacia las islas y varias Mangrove Swallows posadas en el ferry.

Wood Stork (Mycteria americana). 


















Mangrove Swallow (Tachycineta albilinea).


















Costa de Almirante.



















Nada más llegar a Colón, capital de las islas de Bocas del Toro vemos varios House Sparrows en el embarcadero. Buscamos nuestro alojamiento para los próximos tres días, el Paradise situado en la zona más popular y pegado a la costa. Todas las casas están levantadas un metro sobre pilares y bajo nuestra habitación corretea un Northern Waterthrusth. Tiene un jardín pequeño pero muy denso y con un bebedero de colibríes donde un Rufous-tailed Hummingbird intenta echar a los demás. Nos acomodamos y vamos a comer a un restaurante cercano, un pulpo buenísimo…



Rufous-tailed Hummingbird (Amazilia tzacatl)




Después de una buena siesta, nos vamos bordeando la costa Norte primero con el coche y después andando por la Bluff Beach hasta el final de la pista. Paisaje caribeño y unas casas de ensueño a pié de playa, además anotamos Ringed y Belted Kingfisher, Gray-necked Wood-rail, Tropical Pewee, Spotted Sandpiper, Variable Seedeater y un buen grupo de Montezuma Oropendola. Llegamos a nuestra habitación al anochecer. Al poco rato llueve como si se acabara el mundo.


Great-tailed Grackle (Quiscalus mexicanus).

Gray-necked Wood-rail (Aramides cajanea).

               
















































Especies vistas: 55

Día 5, 01 Diciembre.

Al amanecer sigue lloviendo, no ha parado en toda la noche. Después de desayunar tranquilamente en el porche nos vamos con el coche con la idea de llegar hasta el otro extremo de la isla, Boca del Drago. Son unos 17 kilómetros que atraviesan buenas zonas de bosques, pastos, pequeñas lagunas y unos pocos cultivos hasta las playas del Norte.


Carretera de Boca del Drago.



Palm Warbler (Dendroica palmarum).

Groove-billed Ani (Crotophafa sulcirostris).


 A pesar de la persistente lluvia hacemos varias paradas y vamos sumando nuevas especies, Short-billed Pigeon, Shining Honeycreeper, Orange-billed Sparrow, White-crowned Parrot, Groove-billed Ani, Bronzy Hermit, Palm Warbler, Black-cowled Oriole y Tawny-crested Tanager. Cuando llegamos a la playa, arrecia la tormenta hasta el punto de no poder salir del coche. Ésta no es la forma que habíamos imaginado de disfrutar del Caribe…Hartos de tanta agua nos volvemos hacia Colón y nos refugiamos en un chiringuito de playa a tomar algo.

Sobre las 12:00 horas de repente cesa la lluvia, por lo que decidimos comer en un restaurante cercano y después repetimos el recorrido hasta Boca del Drago. Muy despacio y parando con mucha frecuencia sacamos Yellow-crowned Night Heron, Road-side Hawk, Green Kingfisher, Northern Jacana, Common Black Hawk y unas cuantas ya vistas. Ya cerca de la playa encontramos en un árbol junto a la carretera el único Perezoso de dos dedos, Hoffmann´s Two-toed Sloth de todo el viaje. Además una pareja de Masked Tityra, Blue-winged, Mourning y Protonotary Warbler, White-lined Tanager, White-collared Seedeater.... Volviendo hacia el hotel al atardecer, damos con un grupo de monos aulladores Mantled Howler cruzando la carretera y cientos de Red-lored Parrots reunidos en un árbol enorme, en un dormidero comunal.

Blue-winged Warbler (Vermivora pinus). 

Protonotary Warbler (Protonotaria citrea).

Masked Tityra (Tityra semifasciata). 

Variable Seedeater (Sporophila americana).

Mantled Howler (Alouatta palliata).

Hoffmann´s Two-toed Sloth (Choloepus hoffmanni). 



                


                            


    






















































































Especies vistas: 62


Día 6, 02 Diciembre.

Es nuestro último día en la isla de Colón y salgo al amanecer para dar un paseo por los alrededores del alojamiento. Al final de la calle hay un gran árbol cerca de la playa y allí anoto nuevas en poco rato Lesser Greenlet y Yellow-throated Vireo.

Sobre las 8:30 salimos ya con el equipaje en dirección al embarcadero con la intención de hacer un recorrido por el archipiélago dentro de las muchas ofertas que existen. Después de mirar en varias agencias, nos decidimos por ir en un bote nosotros solos en un recorrido entre varias islas que termina en un cayo donde pasar la mañana. Por fin hace un día espléndido y no hay ni rastro de nubes.
Salimos en dirección Sur hacia la isla de San Cristobal y su bahía donde se supone que entran delfines a comer. Avanzamos por los manglares y la bahía sin ver nada destacable, excepto una iguana común o verde y varios Royal Terns. Ni rastro de delfines.
Después nos paran en el extremo Sur de la Isla Bastimentos, en una supuesta zona de coral para hacer snorkel. Resulta ser bastante floja para bucear con mucho sedimento en suspensión debido a la cercanía del manglar y la poca profundidad. Enseguida nos salimos y le indicamos al barquero que nos lleve a Cayo Zapatilla, a donde llegamos en 10 minutos. Sigue el cielo completamente despejado  y por fin podemos hacer un buen rato de playa caribeña, palmeras, arena blanca y agua azul turquesa. Además es pronto y estamos completamente solos.
















Nos quedamos en la playa Norte, cerca de la única construcción, una cabaña deshabitada desde donde ves la playa del otro lado ya que la anchura es de menos de 100 metros. La primera vez que me interno en la vegetación lo primero que veo es un bonito macho de American Redstar pero tengo que salir corriendo atacado por unos mosquitos grandotes y negros que pican sin piedad. 
Una vez bien untado de repelente, vuelvo y pajareo durante una hora sin alejarme mucho de la cabaña. Hay bastantes pájaros y casi todos invernantes de Norteamérica: Gray Catbird, Yellow-throated, Blue-winged, Yellow (mangrove) y Magnolia Warbler, Cliff Swallow y Yellow-bellied Sapsucker. Una pareja de Common Black-Hawk y una inesperada White-crowned Pigeon, muy escasa en Panamá.
 
Gray Catbird (Dumetella carolinensis). 

Yellow-throated Warbler (Dendroica dominica).

                       






























Magnolia Warbler (Dendroica magnolia).  



                  













Yellow Warbler (Dendroica petechia).


















Common Black-Hawk (Buteogallus anthracinus).

Yellow-bellied Sapsucker (Sphyrapicus varius).

          







































White-crowned Pigeon (Patagioenas leucocephala).

Magnificent Frigatebird (Fregata magnificensis).


   







































Un buen rato más de playa, nos comemos el picnic y sobre las 13:00 regresamos a Colón, cuando ya la afluencia de gente empieza a ser considerable. La ruta de vuelta nos lleva entre Bastimentos y Solarte donde observamos varios Common Tern (todos jóvenes), Belted Kingfisher y buenas observaciones de Magnificent Frigatebird.
A las 15:30 tomamos el ferry, por los pelos ya que va hasta arriba de camiones, coches y personas. Se nota que es viernes y muchos trabajadores vuelven a casa. Con la música a tope, corren las latas de cerveza y alguna botella de licor. Las únicas  aves destacables son un grupo de Parasitic Jaeger muy cerca del barco y un grupo de delfines que no podemos identificar.

















A las 17:00 llegamos a Almirante y sin parar nos dirigimos a nuestro alojamiento de esta noche, un hotel que hemos buscado por Internet y que es una incógnita. Son solamente 10 km. hasta Ojo de Agua, pero ganamos altura desde el nivel del mar hasta los 500 metros de altitud. El sitio promete mucho, está en un promontorio con el mar Caribe al frente y el bosque de Palo Seco detrás, y el jardín termina en la ladera con buenas manchas de bosque que da al mar. En el poco rato de luz que queda destacar varios bandos de Blue-headed Parrot y ya de noche varios Common Parauque muy activos y un Crested Owl que responde al reclamo.

Vistas desde el hotel Bocas Ridge.


















Especies vistas: 53


Día 7, 03 Diciembre.

Aprovecho el rato del amanecer antes del desayuno pajareando un poco por el jardín. Hay mucha actividad de aves: tucanes, loros, tangaras, colibríes…una gozada. Destacar nuevas Mealy Parrot, Golden-hooded y White-lined Tanager y Ochre-bellied Flycatcher. Conseguimos que nos sirvan el desayuno en las mesas del jardín y que quiten la música para seguir observando cómodamente nuevas especies como Scarlet-thiged Dacnis, Black-headed Saltator, Black-striped Sparrow (que bien canta!) y Rose-breasted Grosbeak entre muchas otras ya anotadas.

Blue-headed Parrot (Pionus menstruus).

Montezuma Oropendola (Psarocolius Montezuma).

                  






























Hook-billed Kite (Chondrohierax uncinatus).

 Short-tailed Hawk (Buteo brachyurus).

         


































Se nos van dos horas sin salir del jardín añadiendo dos nuevas rapaces, Short-tailed Hawk y Hook-billed Kite. Después, hablamos un buen rato el gerente del hotel sobre las buenas oportunidades que ofrece el complejo para el birdwatching. Conoce a varios guías turísticos en la zona y nos pone en contacto con Max, un pajarero que vive en Changuinola y quedamos con él para la tarde. Luego, siguiendo sus indicaciones, nos vamos a dar una vuelta por la carretera de acceso al embalse de  Risco en el río Changuinola, ya dentro del Bosque Protector de Palo Seco.
Son unas tres horas con el coche por estrechas y empinadas carreteras y cortos paseos. Llegamos a una pequeña población ya en la cola del embalse y allí nos damos la vuelta.

Muy buena observación de una pareja de Pale-billed Woodpecker, abundantes Southern Roug-winged Swallows, Brown-capped Tyrannulet, Yellow-bellied Elaenia, Long-tailed Tyrant, Tody Flycatcher, Boat-billed Flycatcher, Olive-crowned Yellowthroat y unos cuantos más. En una de las paradas, tenemos la mala suerte de coincidir justo encima de un hormiguero, cuando nos damos cuenta nos han subido por las piernas y nos ponen finos a picotazos. El escozor dura un buen rato.

Long-tailed Tyrant (Colonia colonus). 

Olive-crowned Yellowthroat (Geothlypis semiflava).

                       




Pale-billed Woodpecker (Campephilus guatemalensis).
Sobre el mediodía, ya con mucho calor, nos dirigimos a comer al cruce de carreteras cerca de Almirante y de allí nos vamos a conocer la ciudad de Changuinola y su entorno hasta la frontera con Costa Rica. Casi todo está ocupado por cultivos intensivos de plátanos en fincas enormes.
Por la tarde nos encontramos con Max en la ciudad y nos lleva a la población de El Silencio, al otro lado del río. Es una zona con fincas ganaderas dispersas, áreas de pasto con grandes árboles y manchas de bosque bien conservado. En el poco rato que queda de luz, anotamos aves muy interesantes como Brown Jay, Plain-brown Woodcreeper, Olive-backed Euphonia, Little Tinamou, White Hawk, White-headed y Red-lored Parrot. No tenemos suerte con la Snowy Cotinga. Nos gusta mucho el sitio y no hemos podido ver casi nada, por lo que decidimos retrasar nuestra partida y mañana repetir guiado con Max y entrar a la zona protegida de Palo Seco por este lado. Llegamos al hotel ya de noche. Al poco rato comienza a llover con fuerza.


Especies vistas: 73


Día 8, 04 Diciembre.

De nuevo disfrutamos del amanecer desde el jardín mientras desayunamos, ya con el equipaje en el coche.
Amanecer desde la terraza del Bocas Ridge.

                     













Keel-billed Toucan (Ramphastos sulfuratus).












   







Vemos el único Chestnut-mandibled Toucan de todo el viaje. A las 8:30 ya estamos cruzando el río Teribe para llegar a El Silencio donde nos espera Max y sin perder tiempo nos dirigimos a la entrada del Parque. Antes de volver a cruzar el río, esta vez en una canoa, estamos un rato buscando de nuevo la Snowy Cotinga sin éxito. Vemos una pareja de Lineated Woodpecker, Pied Puffbird, Amazon Kingfisher y Nicaraguan Seedfinch, especie endémica de Nicaragua y Costa Rica y muy localizada en Panamá.

Río Teribe.

Amazon Kingfisher (Chloroceryle amazona).

                                                                          





























Una vez al otro lado del río, pagamos la entrada de 10 dólares y nos adentramos en el bosque con el objetivo de encontrar el también endémico y localizado White-collared Manakin. Después de un buen rato de escuchar hasta tres machos en la espesura conseguimos ver uno de ellos escasos segundos.

Dendropsophus sp.

Dendrobates auratus.

Oophaga pumilio.

                                                 













































Buscando el White-collared Manakin.

Perezoso de tres dedos (Bradypus variegatus).



                      


































Otras especies anotadas son Gray-capped y Dusky-capped Flycatcher, Chestnut-backed Antbird, Collared Aracari, Black-headed Tody-Flycatcher y un Perezoso de tres dedos muy expuesto en una Cecropia.
Ya tenemos que ir pensando en marcharnos, pues nos queda un largo día de viaje hasta David, ciudad de la vertiente del Pacífico donde tenemos que hacer noche. Antes de despedirnos de Max cerca de su casa, aún tenemos la suerte de ver varias rapaces, Short-tailed Hawk, Yellow-headed Caracara, Bat Falcon y una espectacular Black Hawk-eagle en vuelo justo encima de nosotros.

Black Hawk-eagle (Spizaetus tyrannus). 

Puesto de artesanía en Teribe.

































Nos despedimos muy contentos y nos disponemos a desandar gran parte del recorrido que hicimos para llegar a la provincia de Bocas del Toro, unos 200 kms. Sin hacer paradas, en una hora nos plantamos en el cruce de carreteras de Chiriquí Grande, donde comemos y apuramos nuestras opciones de ver Snowy Cotinga en uno de los puntos que indica el libro A Bird Finding Guide to Panamá, pero de nuevo fallamos. En unos prados inundados con varios rebaños de búfalos acuáticos vemos Giant Cowbird, Purple Gallinule y un pequeño cocodrilo.


Purple Gallinule (Porphyrio martinica).
































Después comenzamos a recorrer el puerto del Oleoducto Road, totalmente cubierto de nubes y como nos temíamos pronto comienza a llover, cada vez con más fuerza. Cuando pasamos la divisoria es imposible bajar del coche por lo que renunciamos definitivamente a las especies que nos faltan de esta zona y seguimos sin parar hasta atravesar la cordillera y llegar a la vertiente del Pacífico y la ciudad de David, ya atardeciendo. Por el camino, lo único destacable es un Savanna Hawk posado en la cuneta.

Savanna Hawk (Buteogallus meridionalis).


















Especies vistas: 84


La primera semana de nuestro viaje se salda con 210 especies de aves observadas, de ellas 168 nuevas para mí.